Concejo

ceferino600

 

Al cumplirse casi un año de la concesión del transporte urbano de pasajeros a la empresa Ceferino, los concejales de Unidos y Organizados para la Victoria manifestaron una vez más su preocupación por las irregularidades e incumplimientos producto de un impreciso y arrebatado convenio de concesión que se aprobó el año pasado.

Recordemos, que en julio de 2016 se realizó una sesión Extraordinaria express en la cual el oficialismo logró imponer su voluntad cerrando un contrato lleno de irregularidades, o al menos de imprecisiones que abrieron la puerta a que Ceferino pueda operar sin herramientas de control, condiciones ni sanciones específicas. Así como también se habilitó a la empresa, en clara contradicción con lo acordado en la Ordenanza de Emergencia, a que “el personal que contratará el CONCESIONARIO para la ejecución del presente contrato será el que éste determine como necesario y apto para el cumplimiento adecuado del servicio convenido". Con lo cual aún son más de 30 los ex empleados subsidiados por este municipio que no se han podido reinsertar en el mercado laboral.

 

El pasado 19 de mayo de 2017 el concejal Franco Albanesi envió una nota al secretario de Gobierno municipal, donde pedía que se informe sobre el cumplimiento del magro contrato, en cuanto a frecuencias, recorridos, paradas, refugios, señalización de unidades, entre otras cuestiones técnicas, y que aún no ha sido respondida.
En la nota también se aborda la preocupación por el funcionamiento irregular del servicio ante las reiteradas quejas y reclamos en la Terminal de Ómnibus, el Concejo Deliberante y las Vecinales, por las dificultades en la entrega y la venta de boletos en su momento y tarjetas magnéticas en la actualidad.
Al respecto, Albanesi recordó: “otro retroceso producto de este convenio es que ahora la empresa ni siquiera está obligada a rendir informes periódicos ante el poder concedente y tiene la facultad de aumentar el valor del boleto hasta un 10% en tres oportunidades anuales, esto quiere decir que podríamos terminar el año con un boleto a $16 sin que el Concejo Deliberante pueda intervenir”.
El concejal también recordó que durante la Undécima sesión ordinaria de 2016, a pocas semanas de la firma del contrato, se incorporaron modificaciones por medio de la aprobación de un acta acuerdo por la cual se aumentó el valor del boleto y se incremento en un 750% el valor de los subsidios a la empresa que pasó a ser de $4.500.000 mensual, no estableciéndose qué monto corresponderá aportar a nación, provincia y cual al municipio. Aunque sin embargo, si se especificó que el municipio deberá depositar del 1 al 5 de cada mes ese importe, caso contrario se habilita a la empresa al corte del servicio.