Partido

contradicciones judiciales web

Con fecha 1 de junio del 2018, la Cámara de Apelaciones de la ciudad de Puerto Madryn no admitió el recurso de casación interpuesto contra su propio fallo por el cual había rechazado la admisibilidad del juicio de amparo para resolver las cuestiones ambientales, económicas, legales planteadas en la Acción de Amparo presentada por Unidos y Organizados y la Fundación Patagonia Natural contra el convenio en dación de pago de 11 hectáreas en la zona del Kaiser entre la Municipalidad de Puerto Madryn y el Instituto de Seguridad Social y Seros por la deuda contraída por la primera por falta de pago.

El fundamento principal se centró en que la procedencia del recurso de casación exigía que la sentencia apelada sea una resolución definitiva que ponga fin a la controversia o haga imposible su continuación y que en el caso, este requisito no se cumplía. Por el contrario, entendemos que la sentencia de la cámara que rechazó la admisibilidad del amparo para dirimir las cuestiones planteadas sí hace imposible proseguir con el amparo. Así lo ha entendido la Corte Suprema de la Nación, fallos que la cámara ha desconocido en absoluto. Por ello, recurriremos en forma directa al Superior Tribunal de Justicia mediante el recurso de queja previsto en nuestro ordenamiento jurídico provincial.

 

Evidentemente existe una “voluntad judicial “ que en este caso se inclinó por no admitir un amparo con evidentes ilegalidades y daños concretos según informes profesionales y científicos acompañados en el expediente y que daban cuenta de los daños económicos y ambientales inminentes de ejecutarse el convenio cuestionado. Nótese que es la misma Cámara, que en el año 2010, sin fundamentos de órden constitucional, admitió el amparo de un vecino que alegaba daños hipotéticos económicos. En ese caso, no solo admitió el amparo sino que además -sin competencia para hacerlo- se pronunció sobre el fondo de la cuestión y sustituyendo la soberanía popular, suspendió la vigencia de la Carta Orgánica Municipal.