Concejo

jenga

El bloque legislativo de Unidos y Organizados para la Victoria Puerto Madryn repudia y rechaza las medidas anunciadas por el Gobierno Nacional.

El Presidente Mauricio Macri repitió hasta el cansancio que el pueblo argentino no puede “seguir viviendo por encima de sus posibilidades” y con el tupé de denominarlas como “decisiones antipáticas”, una burla descarada a los millones de argentinos que ya sufren carencias de todo tipo aún antes de la aplicación de las nuevas medidas.
La interpretación de Emergencia Económica esgrimido por Macri tiene un violento y peligroso sentido de dirección, ya que no se direcciona al pueblo sino a los grandes capitales.
La reducción de ministerios o el cambio de órbita de las carteras no hace más que desproteger a la población, en los sectores más importantes como por ejemplo la salud pública.
La fórmula presentada sigue reduciéndose a mayor endeudamiento y achicamiento del Estado.
Según, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne las medidas para retomar la senda del crecimiento convergen en el logro del equilibrio fiscal para el 2019 en lugar del 2020. Y para eso una vez más acuden hoy al Fondo Monetario Internacional, apuntan las medidas a una reducción del 1,3 del déficit fiscal lo que significa un “ahorro” de 6 mil millones de dólares, una reducción del 0.7 del PBI en obra pública, la traslación de los subsidios al transporte público de pasajeros del estado Nacional a los desfinanciados estados Provinciales y Municipales y un “ahorro en gastos operativos y corrientes” equivalente a lo que prevén recaudar por el cobro a las exportaciones.
Todas estas medidas no especificadas en el discurso claramente impactan sobre el pueblo argentino, quien una vez más deberá financiar por medio de mayor pobreza y menor calidad de vida a los grandes capitales.